rotate background

Hoteles para sentirse como en casa, o todo lo contrario


FALLOS COMUNES

En el entorno en el que me muevo saben mi afición por la aviación civil y por la hotelería; sé que esta afición me viene de muy atrás, de pequeño, desde el primer viaje que hice con mis padres fuera de Galicia, a Salamanca cuando, con 8 años que yo tenía, aun no existía la A52 e ir hasta la ciudad universitaria requería dormir a medio camino en un hotel de carretera; luego vino mi primer viaje en avión, a Mallorca, con los compañeros de EGB en excursión de fin de curso; en este viaje en avión descubrí que dentro de las nubes también llovía, no sólo por debajo, y me vine tan arriba que exigí repetir un sandwich mixto que nos daban de comida (creo que ahí empezó también mi afición por los sandwiches fríos con queso crema).

Y lo bueno vino luego, cuando entré en Mercadona como ejecutivo, era uno de los diseñadores de las tiendas de la cadena y, claro, los desplazamientos eran constantes, tan constantes que nunca me había imaginado hacer lo que veía en las películas, coger aviones como autobuses. Pero para cualquier compañero lo peor era tener que dormir fuera de casa, estar siempre alejado de la familia y cargar constantemente con una maleta y un maletín. Pero para mí era todo lo contrario, era el paraíso, además de trabajar en aquello que me gustaba como profesión (el Diseño Interior aplicado al retail y los espacios públicos) también disfrutaba de mis aficiones: los pasillos de aeropuerto, los curasanes plasticosos, los arcos de control y, por supuesto, la moqueta impoluta, las sábanas de miles de hilos (mi madre se había quedado asombrada por mi insistencia por las sábanas de aquel hotel de carretera), los desayunos continentales, los baños dentro de la habitación (esto sí que era maravilloso)...

Llegué a conseguir las tarjetas Oro de Spanair e Iberia y, por ello, probar también las salas VIP de Barcelona, Madrid o Singapur entre algunas otras. Y podréis pensar, lógicamente, que estoy hablando como un pedante prepotente frustado, pero lo que quiero es poner en situación lo que quiero reflexionar: he llegado a vivir en hoteles, literalmente, y como yo mucha gente. Pero, quienes diseñan hoteles ¿experimentan de tal manera lo que diseñan?

Hay veces que no prestamos atención a ambos caminos, la estética y la función como una vía de tren

Pues resulta que hay de todo, esa es la realidad, nunca nada es blanco o negro en mi opinión, no creo que debamos generalizar sobremanera haciendo pecadores a los justos. Pero últimamente, me estoy encontrando cosas muy raras para ser consideradas obras maestras del hospedaje, y no creo que sepan como funciona un hotel, independientemente del público objetivo. Y aquí es donde empieza la fiesta.

Hay que reconocer también un dato sobre esto último, sobre el público objetivo: cada hotel está destinado a un público concreto y algo más en general, definido por las necesidades sociales de cada lugar y las espectativas de ocupación, o la rentabilidad esperada. Que el público objetivo de un hotel en Pontevedra no es el mismo que en Sanxenxo lo sabemos; también sabemos que la ocupación temporal o anual no es la misma, y también sabemos que las necesidades personales de los huéspedes no son las mismas. Todo esto lo sabemos pero ¿sabemos si hay unos estándares mínimos que debe cumplir cualquier hotel (u otro tipo de hospedaje) para que la experiencia del usuario sea la, digamos, correcta?

No siempre siempre se cumplen los mínimos estándares porque a veces nos centramos en el diseño estético, y otras veces nos centramos en el diseño funcional; pero hay veces que no prestamos atención a ambos caminos, la estética y la función como una vía de tren.

Traction backing entrepreneur partnership strategy launch party iPad twitter equity non-disclosure agreement. Success metrics direct mailing low hanging fruit value proposition churn rate entrepreneur. Network effects mass market pivot lean startup testing metrics incubator disruptive analytics prototype termsheet backing seed money market. Ecosystem xperience market angel traveling with books and love ones

 Entrepreneur partnership strategy launch party iPad twitter equity non-disclosure agreement. Success metrics direct mailing low hanging fruit value proposition churn rate entrepreneur. Network effects mass market pivot lean startup A/B testing metrics incubator disruptive analytics prototype termsheet backing seed money market.

Experience traveler is the most valuable assed for the community traction backing entrepreneur partnership strategy launch party iPad twitter equity non-disclosure agreement. Success metrics direct mailing low hanging fruit value proposition churn rate entrepreneur. Network effects mass market pivot lean startup A/B testing metrics incubator disruptive analytics market angel investor social media handshake

 Travelr is the most valuable thing partnership strategy launch party iPad twitter equity non-disclosure agreement. Success metrics direct mailing low hanging fruit value proposition churn rate entrepreneur. Network effects mass market pivot lean startup A/B testing metrics incubator disruptive analytics prototype termsheet backing seed money market.

Os los recomiendo

Montcalm
suits

LONDRES

The
DOme


NAPIER

punthill
apartment
manhattan

Melbourne
  • /